Enfermedad de Bright

La enfermedad de Bright es una enfermedad renal muy frecuente, comúnmente conocida como glomerulonefritis parenquimatosa degenerativa, que inicia con un cuadro agudo, y puede resolver o tornarse crónico.

El trastorno involucra un grupo de enfermedades inflamatorias degenerativas del glomérulo, caracterizadas por proteinuria, en especial albuminuria que en la mayoría de casos graves conduce a edema periférico (por pérdida de la presión oncótica y extravasación del líquido tisular al intersticio) e hipertensión arterial. La lesión inicial puede partir de una infección, o enfermedad autoinmume que desarrolla todo el cuadro inflamatorio.

La clínica consiste en dolor lumbar, vómitos, fiebre, edema (de grado variable, desde leve retención de líquido a nivel parpebral hasta anasarca), oliguria, hematuria e hipertensión arterial.

El estado inflamatorio agudo no diagnosticado e inadecuadamente tratado puede llevar a enfermedad renal crónica.

El manejo es de soporte, entre ellos manejo de líquidos y protectores renales como los inhibidores de la Angiotensina II (IECA´s) o bloqueadores del receptor de Angiotensina en el riñon (BRA) los cuales reducen la presión intraglomerular evitando así el daño progresivo y reduciendo la proteinuria

La enfermedad recibe su nombre en honor a Richard Bright, médico inglés quien hizo múltiples aportes a la medicina, entre ellas descripciones de enfermedades del sistema nervioso, páncreas, hígado y, especialmente del riñón.

En 1827, Bright publicó su mayor contribución en el campo de la patología renal, la descripción de la glomérulonefritis, ahora utilizado como sinónimo de “enfermedad de Bright”. Mas adelante este término se introdujo en su clasificación de enfermedades renales.

En su trabajo titulado Reports of Medical Cases, ilustrado por él mismo, describe las observaciones realizadas en pacientes que presentaron edema y albuminuria tras padecer escarlatina.

Richard Bright (1789–1858)