Síndrome de Gerstmann

El síndrome de Gerstmann es una enfermedad rara neurológica, de posible causa vascular que afecta a lóbulo parietal y que se caracteriza por:

Agrafia: dificultad en la expresión de ideas por la escritura Agnosia digital: imposiblidad de reconocer los dedos de las manos Acalculia: imposibilidad de realizar operaciones aritméticas simples Desorientación derecha-izquierda

En 1924, Gerstmann describió el caso de una mujer no afásica de 52 años que, tras haber sufrido un accidente cerebrovascular, presentaba una incapacidad para reconocer los dedos de su propia mano y los de cualquier otra persona. Gerstmann denominó este déficit «agnosia digital». Posteriormente, en otros nuevos casos y de forma similar al caso original, encontró una frecuente asociación entre la agnosia digital y otros síntomas de alteración del funcionamiento cortical tales como desorientación derecha-izquierda, acalculia y agrafia, que interpretó como una «disolución del conocimiento morfológico de la mano y de la habilidad para usarlas en las operaciones de cálculo y escritura» (Gerstmann, 1924; 1940).

Recientemente se ha propuesto cambiar el nombre de este trastorno a Síndrome Angular, debido a a que los déficits cognitivos que lo componen comparten el mismo sustrato anatómico, es decir, el giro angular del lóbulo parietal. Por otra parte, en el síndrome es regla y no excepción a esta, que se presente incompleto, por lo general sin agrafía, lo que a su vez sugiere que la topografía de ésta no es precisamente angular. En cambio, es más común que se presente acompañado de afasia semántica. Por esta razón Ardila y colaboradores proponen reemplazar la agrafía por la afasia semántica como parte del síndrome angular, o en su defecto considerar la afasia semántica como un quinto signo.