Centro Avanzado de Simulación

En su búsqueda de innovación académica, la Facultad de Medicina de la UFM ha introducido en sus planes de estudio un nuevo método de aprendizaje.

Se trata de una tecnología usada durante los últimos treinta años por diferentes facultades de medicina y enfermería de reconocidas universidades. Entre ellas, la de Harvard University, la de Stanford y la de Pensilvania.

En Latinoamérica, Colombia es una de las pioneras en este ámbito. Este proyecto de simulación clínica de la UFM es el primero en nuestro país. Estamos siempre a la vanguardia de la tecnología, para ofrecer a nuestros estudiantes las más modernas metodologías de aprendizaje.

El CAS cuenta con simuladores de alta fidelidad, para poder simular con ellos una situación clínica casi real, antes de tratar con pacientes de carne y hueso. Dado que la simulación se hace con ciertos modelos, el estudiante puede repetir tantas veces cuanto desee el procedimiento que le es requerido. Así puede adquirir una mayor seguridad psicológica y, cuando ya trate a un paciente real, se sentirá más seguro de que el procedimiento será efectuado con exactitud.

Además, en el simulador humano se pueden escenificar casos de la vida real, para que el estudiante aprenda, tomando decisiones en el simulador, la sistematización del enfoque médico. En él aprende a hacer diagnóstico, seguimiento y tratamiento.

Actualmente se está usando la simulación clínica dentro del respectivo pensum en las clases de Semiología Clínica, Farmacología y Fisiología. En el segundo semestre contaremos con la nueva maniquí, que vendrá a enseñarnos cómo atender a pacientes de Gineco-Obstetricia. En Pediatría también se aprenderá con un simulador de bebé-infante.

Con este proyecto no solo se benefician nuestros estudiantes de Medicina y los de otras facultades de Ciencias de la Salud, que puedan utilizar el CAS, sino también se puede ayudar a profesionales que quieren perfeccionar sus habilidades clínicas para tratar mejor a sus pacientes.

A través del CAS, la Facultad de Medicina pretende introducir nuevas metodologías de simulación a nivel práctico en la toma de decisiones. Nuestra visión es ser el centro de simulación médica más completo y avanzado de Centroamérica.

El personal y los instructores que participan en el CAS representan a varios departamentos de la facultad. Esta combinación interdisciplinaria permite cumplir exitosamente con el objetivo educativo propuesto. Todos los instructores del CAS son capacitados con un curso especializado. Las personas que ya tienen experiencia con este método vendrán a Guatemala a compartir sus conocimientos y asesorar a los instructores. Para obtener más información al respecto, comuníquese, por favor, con rosadeescobar@ufm.edu o bien cassdireccionmedica@ufm.edu

El CAS tiene una extensión de 550 m2 en el primer piso. Cada uno de estos salones está equipado con diferentes entrenadores parciales, resultado de una tecnología de vanguardia, para desarrollar las habilidades clínicas en Semiología y otras asignaturas. Uno de los salones está equipado con el Metiman, un simulador humano que cuenta con tecnología de última generación y con el que se pueden recrear diferentes escenarios que sirven a todas las materias. Al Metiman no le falta hablar —como suele decirse—, pues desde el cuarto de control el instructor puede simular cualquier conversación con el paciente o cualquier queja. En el segundo piso hay cuatro clínicas equipadas. En ellas, los estudiantes de Ciencias de la Salud se examinan unos a otros, para recrear situaciones clínicas; o bien trabajan con un paciente estandarizado, que les ayuda a comprender mejor la patología del caso. El CAS dispone también de un auditorio de transmisión simultánea, que proyecta lo que está ocurriendo en las salas de examen y donde se pueden ver videos antes de realizar alguna práctica. Cuenta con un área de recepción y seis salas de simulación

Los diversos simuladores parciales con los que cuenta actualmente el CAS son: diferentes tipos de oídos para diferentes patologías; simulador para fondo de ojo; partes como mama para examen o partes para examinar edema en las piernas, presión arterial, punción lumbar y epidural, maniquí para alimentación nasogástrica, maniquí de próstata, pelvis masculina y femenina, para cateterización, y pulmón con sonidos cardíacos normales y un sinnúmero de sonidos cardíacos patológicos. El simulador de alta fidelidad con que cuenta el CAS es el Metiman. Se trata de un modelo totalmente inalámbrico, que maneja fluidos internos, con sistemas neumáticos y eléctricos sólidos y resistentes, capaces de soportar una amplia variedad de escenarios de aprendizaje bastante realistas. Se puede usar tanto en interior como en exterior.

El CAS permite a los estudiantes de la Facultad de Medicina aprender, practicar y repetir los procedimientos cuantas veces sea necesario, con el fin de corregir errores, afinar habilidades y optimizar los resultados clínicos. En el pensum se han incorporado las prácticas desde el primer año de la Facultad de Medicina.

Aparte de servir en todas la ciencias básicas, los estudiantes que están en el Externado y el Internado podrán pasar también al CAS para afianzar sus conocimientos y habilidades ante los pacientes. A lo largo de la carrera, los estudiantes de prácticas clínicas pueden aprender los procedimientos de protocolo y tratamiento de forma sistemática, antes de usarlos con pacientes reales. Esta educación a través de la práctica se convierte en una experiencia clínica de aprendizaje.

ESTAS POR INICIAR TU ROTACIÓN DE INTERNADO, ESTO TE PUEDE INTERESAR!!!

Curso de Actualización en el CAS para el médico interno