Enfermedad de Carrión

También conocida como la fiebre de la Oroya o verruga peruana, es una enfermedad infecciosa causada por la bacteria: Bartonella bacilliformis y transmitida por el género Lutzomyia.

Fué descrita inicialmente por Daniel Carrión, estudiante de medicina peruano, quien padeció el mismo la enfermedad y la describió en detalle hasta su muerte (por la misma causa) en 1885, es por ello que ahora lleva su nombre. No fue sino hasta 1905 que Alberto Carton, un microbiólogo peruano identificó el agente etiológico dentro de los eritrocitos.

La enfermedad ha sido conocida desde tiempos pre-incaicos, endémica en Perú, donde fue inicialmente descrita, pero también se ha identificado en Ecuador y Colombia.

Los síntomas son muy variados, y algunos de los pacientes pueden ser asintomáticos, las dos presentaciones clásicas son la fase aguda y la fase crónica, correspondiendo a las dos células invadidas por la bacteria (eritrocitos en el caso agudo, y células endoteliales en el caso crónico).

Fase aguda: Fiebre (no sostenida pero mayor a 39 ºC), palidez, malestar general, hepatomegalia, ictericia, linfadenopatia y esplenomegalia, anemia hemolítica severa e inmunosupresión. Mortalidad sin tratamiento: 40% a 90% si se asocian infecciones oportunistas.

Fase crónica: Fase eruptiva, proliferación de células endoteliales que se conoce como “verruga peruana”. Hay 3 tipos de lesiones: nodulares, subdérmicas y miliares. Los síntomas más comunes son sangrado de las verrugas, fiebre, malestar, artralgias, anorexia, mialgias, palidez, linfadenopatia y hepato-esplenomegalia.

El diagnóstico durante la fase aguda se hace mediante un frote periférico con tinción de Giemsa, hemocultivo en cultivos de agar Columbia-sangre, inmunoblot, IFI y PCR. Para la fase crónica el diagnóstico es fundamentalmente clínico y epidemiológico pero se usan cultivos, tinción de Warthin-Starry de la biopsia de las verrugas, PCR de inmunoblot.

El tratamiento de elección para la fase aguda son las Quinolonas o Cloranfenicol para los adultos y Cloranfenicol más beta lactámicos para niños. Para la fase crónica, Rifampicina o macrólidos son la droga de elección para adultos y niños.

Daniel Carrión (1857 – 1885)

Carrion2.jpg