Síndrome de Dressler

El síndrome de Dressler es un tipo de pericarditis que ocurre luego de un daño agudo al miocardio o pericardio, con frecuencia aparece días o semanas después de un infarto agudo al miocardio, pero no ocasiona una recidiva del síndrome coronario, sino ocurre independiente a este, como una entidad separada. Se ven en aproximadamente el 1% de los pacientes con infarto.

Definiendo pericarditis como el roce doloroso del pericardio, un estudio encontró que es más frecuente en infartos con onda Q que en aquellos sin onda Q (25% vs 9%), y asociado a un mayor índice de mortalidad (18% comparado con 12%, respectivamente), probablemente por una más baja fracción ventricular de eyección en estos pacientes.

La patofisiología específica se desconoce en gran parte, pero se ha comprobado que es una respuesta inflamatoria exagerada probablemente de tipo autoinmune, en donde el sistema inmunitario ataca fuertemente al tejido dañado, necrótico del corazón pos-infarto. De modo que en lugar de depurar el corazón de todo resto no viable después de un ataque isquémico cardíaco, la maquinaria inmune, por error, se vuelve en contra del mismo tejido del hospedador. El dolor asociado a este trastorno es debido a la pleura inflamada rozando con el corazón.

El elemento clínico más común es el dolor precordial, asociado con la respiración y la postura, a veces irradiado al hombro izquierdo, la escápula y el músuclo trapecio. Este dolor característico de ser pleurítico aparece 2 a 4 días del luego de haberse “recuperado” de un infarto. Además de ello, es posible encontrar fiebre y malestar general. El cuadro alivia con antiinflamatorios como la aspirina o AINES y en ocasiones con corticosteroides.

SmeDressler.jpg