Carlos Federico Mora Portillo

(1889-1972)

Especialidad Medicina Interna y Psiquiatría

Datos Personales

Nació en la ciudad de Quetzaltenango el 28 de julio de 1889. Sus padres fueron el doctor Enecón Mora y Angela Portillo de Mora. Realizó sus primeros estudios escolares en el Liceo Occidental y continuó en el INVO (Instituto Nacional de Varones de Occidente), pero a causa de la destrucción de la Cuidad de Quetzaltenango por el terremoto en 1902 tuvo que proseguir sus estudios secundarios en la Cuidad de Guatemala. Luego ingresó a la Escuela Politécnica y en 1905 se graduó con el rango de alférez (rango que en la actualidad no existe). Posteriormente estudió bachillerato en el Instituto de Varones de Guatemala.

Ingresó a la Universidad de San Carlos de Guatemala, cuando era decano de dicha facultad el doctor Julián Rosal. Se graduó de Médico y Cirujano el 24 de abril de 1916, presentando su tesis: “Consideraciones médico legales sobre el código penal de Guatemala”; con la cual se hizo acreedor al Premio Flores.

Costeó sus estudios trabajando como escribiente del Ministerio de Gobernación y Justicia. En 1925, el doctor Mora contrajo matrimonio con la señorita Rosa Castañeda, naciendo de esta unión tres hijos: Federico (residente en Estados Unidos), Angela (también residente en Estados Unidos), y Cordelia Rosa, quien reside en la Ciudad de Guatemala.

Fue becado a México en 1913, cuando concluyó sus estudios en la Universidad de San Carlos de Guatemala. En aquella cuidad realizó estudios sobre la vacuna de la Rabia. Regresó a Guatemala y prestó servicio militar. Trabajó como médico dos años en el interior de la República (Puerto Barrios y Puerto de San José). Fue redactor de la Revista Juventud Médica y años más tarde fue Presidente de esta sociedad.

Entre los años 1918 y 1922 realizó estudios de especialización en el extranjero. Primero viajó a la Universidad de Johns Hopkins en Baltimore Maryland Estados Unidos, en donde fue alumno del destacado psiquiatra estadounidense Adolf Meyer. Luego recibió otra beca y trabajó como médico interno y tratante en la Henry Phipps Psychiatric Clinic. Con el anhelo de viajar a Europa trabajó duramente en los Estados Unidos como profesor de español y traductor. Viajó a Berlín, Alemania en donde estudió Medicina Interna , posteriormente viajó a París, Francia en el año de 1920, donde realizó estudios de Medicina Legal, obteniendo el diploma de Médico Legalista en 1921; después estudió un curso práctico de Neurología con el doctor Chatelin. En París representó a Guatemala en un Congreso de Medicina Escolar.

Posteriormente en Roma, Italia realizó estudios sobre Criminología y luego viajó a Viena, donde siguió cursos de psiquiatría con el profesor Warner von Jauregg (Premio Nobel); cursos de psicoanálisis con Sigmund Freud; cursos de Neurología con los profesores Marbug y Benedikt. También realizó prácticas en el Instituto Neurológico en la Clínica Wagner de la Universidad y en el Asilo de Steinhof, uno de los mejores del mundo en aquella época.

Por último visitó España y regresó a Guatemala en 1922. Aquí fundó el servicio de identificación, anexo a la Dirección General de la Policía; fue Director del Asilo de Alienados, hoy Hospital Neuropsiquiátrico que ahora lleva su nombre.

Fue jefe del servicio de Médico Forense del Hospital General San Juan de Dios y profesor de Medicina Legal en la Escuela de Medicina de la Universidad de San Carlos de Guatemala. Asimismo fungió como Catedrático de Psicología en dicha Universidad y posteriormente en la Universidad Rafael Landívar. Desde su fundación el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social conto con el doctor Mora como uno de sus asesores, siendo presidente del Consejo Técnico. Fue director de la Primera Sala de Hombres del Hospital General San Juan de Dios, hasta cumplir 65 años, cuando se jubiló.

El Dr. Mora fungió como Ministro de Educación Pública en 1926, durante la administración del General Lázaro Chacón; Cónsul de Guatemala en Amburgo en 1927; Embajador de Guatemala en Alemania (1928-1931); Primer Ministro de Salud Pública en 1945 (luego de la Revolución de Octubre de 1944) y Primer Rector de la Universidad de San Carlos de Guatemala.

El doctor Carlos Federico Mora siempre se caracterizó por ser un profesor notable, lógico, claro en su exposición y terminante en sus juicios. A su vez desarrolló un hogar digno de respeto y de orden. Considerado por muchos como un perfecto discípulo de Hipócrates, dio muestra ejemplar de ello al renunciar a la Rectoría de la Universidad de San Carlos de Guatemala, cuando se sintió ofendido por las expresiones vertidas en la primera Huelga de Dolores que los estudiantes celebraron después de la caída de la última dictadura. Este hecho constituyó una prueba más del respeto que tenía por sí mismo y del trato que esperaba de las demás personas.

Siempre se caracterizó por un inmenso sentido de docencia, compartiendo lo que sabía, que era mucho, con quien deseara aprovechar sus enseñanzas. Esta actitud le valió más de una vez la comparación con los añosos robles, inmensos, recios, desafiantes del viento y las crecientes, que adornan los márgenes de los ríos de Huehuetenango.

El doctor Carlos Federico Mora falleció el 9 de septiembre de 1972, víctima de un accidente cerebrovascular. Las escritora de la Clara Luz Meneses de Soto, en ocasión del fallecimiento del doctor Mora escribió un poema titulado: “Al llamado de la muerte”, del cual presentamos a continuación algunos versos:

“Cuanto bien sembró
Dio sabiduría al necesitado,
Fue todo un hombre, cuando actuó;
Para él, el dolor siempre era premeditado
Hombre ilustre que dejó ciencia”

DrMora.JPG

¿Deseas estudiar medicina?


No